Jugar al frontón

El frontón es un deporte muy completo. Los jugadores deben realizar rápidos desplazamientos a lo largo de la pista con el objeto de golpear una bola contra una pared. Con respecto a la resistencia, claro está que es necesaria y que su práctica la aumenta, pues, cuanto más se aguante, más fácilmente se llegará a su objetivo, es decir, golpear la pelota. Este juego es básicamente de resistencia, siempre unido a velocidad y algo de habilidad.

La flexibilidad también es importante, ya que la bola botará a distintas alturas, con lo que el jugador continuamente subirá y bajará, modificando la postura de su cuerpo, adoptando aquella que mejor se adapte al golpe que debe realizar. La fuerza también es esencial, ya que ésta se va desarrollando como consecuencia del golpeo de la pelota. En definitiva, el frontón no es el deporte más duro, ni el que requiere mayor resistencia, ni habilidad pero, en conjunto, es uno de los más exigentes.